El Síndrome de Wendy

carlasandoval

Entrevistamos en el Camino de la Flor de Lis a la psicóloga Carla Sandoval acerca del “‘Síndrome de Wendy”, patrón presente en muchas mujeres que suelen involucrarse en relaciones con hombres “Peter Pan”, que “se niegan a madurar”, aguantando y asumiendo todo tipo de responsabilidad por miedo al rechazo y al abandono. Este patrón también se presenta en hombres, aunque en menor medida.

Si te perdiste la entrevista, puedes ir al siguiente link: http://pe.ivoox.com/es/sindrome-wendy-audios-mp3_rf_11532030_1.html

Carla Sandoval facilitará el taller “Liberando a Wendy”, sólo para mujeres en 4 fechas: 31 de mayo, 7,14 y 21 de junio (las 4 fechas de 7:30 a 9:00pm)
Precio; 200 soles (las cuatro fechas). Capacidad Limitada

Sólo para mujeres que se sientan de alguna manera identificadas. En este taller, te enseñaremos a encontrarte contigo misma, a rediseñar tu vida y a encontrar tus potencialidades y puedas lograr lo que tanto anhelas.
Te enseñaremos a hacerte respetar a tí misma y a autovalorarte sin la necesidad de quedar bien con el resto, sino contigo misma.

¿Cómo es Wendy?

– Ella tiene miedo al rechazo.
– Ella tiene miedo al abandono
– Ella tiene el deseo de complacer a los demás y sobre todo a la propia pareja.

Estas son algunas de las causas que se encuentran tras el llamado “‘Síndrome de Wendy”.

¿Quién es Wendy?
Wendy es aquella mujer u hombre que se encuentra detrás de un Peter Pan. Y es que, tras un Peter Pan siempre tiene que haber una persona, hombre o mujer, dependiendo del caso, que se encargue de hacer todo aquello que no hace él. Peter Pan no existe si no hay una Wendy que le aguante.


El Síndrome de Wendy se caracteriza por conductas que realiza una persona por miedo al rechazo, por necesidad de sentirse aceptada y respaldada y por temor a que nadie la codicie. En definitiva, por una necesidad imperiosa de seguridad. Cuando el sujeto actúa como padre o madre en su pareja o con la gente más próxima, liberándoles de responsabilidades, podemos hablar de Wendy. Estas conductas pueden darse tanto dentro del núcleo familiar, en los roles de padre/madre sobre-protectores, como en las relaciones interpersonales, con aquellas personas muy cercanas. La madre que despierta todos los días a su hijo para que no llegue tarde a la universidad, aquella que le haga las tareas, le resume las lecciones o subraya los apuntes, la esposa que asume todas las responsabilidades domésticas… es una Wendy en el núcleo familiar. Lo mismo ocurre en la relación de pareja si es ella y no él quien toma todas las decisiones y asume las responsabilidades, actúa como madre o padre y como esposa/esposo o justifica la informalidad de su pareja ante los demás.
Las conductas más significativas que acompañan a Wendy son:

– Sentirse imprescindible
– Malinterpretar que el amor sólo es sacrificio y resignación
– Evitar a toda costa que su pareja se enoje
– Intentar continuamente hacer feliz a la pareja
– Insistir en hacer las cosas por la otra persona
– Pedir perdón por todo aquello que por el otro
no ha hecho o que no ha cómo sabido hacer
– Necesidad imperiosa de cuidar del amante como si fuera un niño
– Convertirse en un padre o madre en la relación de pareja
Tienen un terror al abandono. Puede afectar tanto a hombres como a mujeres, aunque es cierto que es más frecuente entre ellas.

Si estas interesada, puedes llamar al 6526674 o al 997335546 o mandar mensaje privado a la página del Centro Jophiel

 

Anuncios